VillaNoir, una “cita negra” en el corazón de los Pirineos

VillaNoir, una “cita negra” en el corazón de los Pirineos

Cada cita en torno de la novela negra tiene sus puntos fuertes, sin duda, algo que nos puede llamar la atención. En el caso del encuentro VillaNoir, y sin restar ni un ápice de importancia a todo el trabajo de selección de autores, y de diseño de actividades, uno no se puede resistir a destacar la privilegiada ubicación del lugar elegido para su celebración.

Sabiendo que están inmersos en la preparación del siguiente encuentro le hemos pedido a uno de sus responsables que nos cuente un poco lo que están preparando. Lo que se pueda contar ya, se entiende:

VillaNoir nace en 2017 con el objetivo de llevar lo mejor del género negro a una pequeña población de poco más de 400 habitantes censados, situada en el corazón del Pirineo Aragonés, a casi 1000 metros de altitud. Y hacerlo, además, en invierno, a principios de marzo, entre nieves, chimeneas y habitaciones cerradas.

Pueblo pequeño pero con una intensa actividad cultural, hasta el punto de que su biblioteca municipal, premiada por el Ministerio de Cultura con el María Moliner, cuenta con más socios que habitantes. Y eso en solo dos años de existencia.

Primera edición y objetivo alcanzado, contando con la presencia de autores punteros como Lorenzo Silva, Susana Hernández, Santiago Álvarez, Carlos Bassas, Francisco Bescós, Óscar Bribián, Laura Balagué o Esteban Navarro. Y lo que es más importante, con la biblioteca o el salón de actos del Centro de Interpretación Subterránea abarrotados en cada una de las mesas programadas.

Esa buena acogida por parte de autores y lectores exige más, así que, como suele decirse, nada más cerrar la primera edición y aunque suene a tópico, hay que comenzar a pensar en superar el listón. Por tanto, a finales de octubre, ya está cerrado el programa para la segunda edición, a celebrar entre el 2 y el 4 de marzo de 2018, tres días intensos en los que se amplía la oferta de 2017 con actividades que abarcan todos los campos posibles, desde el cine a la novela, desde el cómic hasta la música, con la participación de una decena de autores galardonados con el Hammett, el Ateneo de Sevilla, el Ciudad de Santa Cruz, el García Pavón… Con un concierto que sorprenderá a todos aquellos que visiten el pueblo ese fin de semana. Con una exposición que se inaugurará el 17 de febrero y que repasa la historia del pulp a través de casi 200 portadas de las mejores revistas del género.

Y todo ello sin olvidar a la cantera, a los más pequeños -dicen que Villanúa es el paraíso de los niños-, a los que se dedicará íntegramente la mañana del domingo con dos actividades criminalmente divertidas.

Un gran festival, es un paraje privilegiado, que demuestra que la cultura puede llegar incluso a los pueblos más pequeños.